ecuadorexplorer.com

Historia contemporánea de Ecuador

Historia contemporánea de Ecuador

Datos importantes de la historia más reciente del Ecuador

El fin del “boom” petrolero

Ecuador retornó a la democracia en el año 1979, cuando la fórmula de los candidatos presidencial y vicepresidencial Jaime Roldós, y Oswaldo Hurtado, por la alianza del partido populista Concentración de Fuerzas Populares y el partido demócrata cristiano Democracia Popular, ganaron las elecciones de ese año con un abrumador 68.5% del voto popular. Muchos dudaron de que los militares permitieran a Roldós y a Hurtado asumir el poder, pero el alto margen de la victoria y la presión de la administración del Presidente Carter, dificultaron a los militares detener el proceso de democratización que ya había iniciado en el Ecuador.

La duración de Roldós en la presidencia del país fue breve, pues murió en un accidente aéreo en 1981 en la provincia de Loja. Hurtado lo sucedió hasta 1984, pero perdió las elecciones de ese año debido a la grave deuda externa y a otros problemas financieros que abrumaban al país. Hurtado perdió las elecciones del 84 frente a León Febres Cordero, del Partido Social Cristiano.

El gobierno de Febres Cordero se caracterizó por la introducción de políticas de libre mercado en los primeros años de su período. Sus políticas no tuvieron mayor alcance debido al colapso mundial de los precios del petróleo en 1986 y por los terremoto de marzo de 1987 que destruyeron un largo tramo del único oleoducto que tenía el país en ese momento.

En 1988, Rodrigo Borja, del Partido Izquierda Democrática, ganó la presidencia. A lo largo de su período, su gobierno trabajó en una gradual estabilización política, que aunque estuvo ayudada por el alza en los precios del petróleo, sufrió gracias a la extrema inflación que por momentos alcanzó hasta el 50%.

Modernización y crisis económicas

El Presidente Sixto Durán Ballén sucedió a Borja en 1992. Su administración dio mayores pasos para estabilizar y modernizar la economía ecuatoriana. En enero de 1995, varias crisis, entre ellas la confrontación militar con el Perú, conocida como la Guerra del Cenepa, dañaron la economía del país retrasando la aplicación de importante reformas. A pesar de su escasa popularidad, esta administración logró impulsar varias iniciativas importantes, aunque poco populares, frente al Congreso de la época, así como iniciar las negociaciones que concluirían en un acuerdo final sobre la disputa territorial con el Perú.

En 1996, Abdalá Bucaram, del populista Partido Roldosista Ecuatoriano, llegó a al presidencia con una plataforma de propuestas económicas populistas y de reformas sociales. Casi desde el inicio, la administración de Bucaram comenzó a languidecer entre múltiples alegaciones de corrupción. Empoderado con la caída de la popularidad del presidente y apoyado por organizaciones de obreros, comerciantes y profesionales, el Congreso destituyó a Bucaram en febrero de 1997, alegando incompetencia mental y lo remplazó interinamente con Fabián Alarcón.

En mayo de 1997, seguido de las manifestaciones que llevaron a la caída de Bucaram y la designación de Alarcón, el pueblo ecuatoriano reclamó al Congreso que reformara la Constitución y la estructura política de la nación. Poco más de un años después, el Congreso produjo una nueva constitución.

La caída de Mahuad y la Dolarización

En agosto de 1998, el mismo día que la nueva Constitución se hacía efectiva, el alcalde de Quito, Jamil Mahuad, inició su período presidencial. En enero del año 2000, el maltrecho estado de la economía ecuatoriana, junto a la dolarización de la economía impulsada por su administración, movilizaron amplias manifestaciones y protestas que culminaron con la salida de Mahuad del sillón presidencial. Bajo Mahuad, la siempre crítica economía ecuatoriana se contrajo aun más y la inflación alcanzó niveles hasta de un 60%.

El 22 de enero del 2000, el Congreso Nacional rechazó una ruptura en el orden constitucional y ratificó el procedimiento de sucesión presidencial apoyando la permanencia del Vicepresidente Noboa a la cabeza del gobierno nacional. Fue durante este tiempo que Noboa sirvió como Presidente de la nación por el tiempo restante del período que Mahuad debió permanecer en la presidencia. Los mismos líderes indígenas que contribuyeron a la salida de Mahuad mantuvieron una cercana vigilancia sobre las actividades de Noboa mientras fungía como Presidente interino.

La población indígena, (aproximadamente el 25%), gradualmente, fue emergiendo como un grupo de votantes activos, dado que sus miembros constantemente fueron sacudidos por la incompetencia de los gobiernos a la hora de realizar mejoras a sus necesidades de vida, tanto sociales como económicas.

Cuando Lucio Gutiérrez fue electo presidente, en el año 2002 hasta su salida forzada en el 2005. Fue su impopularidad en los sectores indígenas lo que sirvió como catapulta para su destitución por el Congreso en el año 2005. Su final se precipitó luego de las creciente protestas en Quito que llevaron a una crisis política. El 20 de abril de este año el Congreso de Ecuador aprobó la destitución de Gutiérrez y a la par de esta decisión, los jefes militares del Ejército le retiraron su apoyo, lo cual le dejó sin otro recurso que intentar abandonar el país.

Lo que aconteció después fue una de las más fervientes demostraciones que hayan sacudido la ciudad en esos últimos diez años. Mientras Gutiérrez procuraba abandonar el país en el aeropuerto, una oleada de personas se las arregló para quebrantar las seguridades y bloquear la pista, impidiéndole salir. En este punto no tuvo más remedio que volar en helicóptero hasta la residencia del embajador de Brasil en el norte de la ciudad para conseguir asilo temporal. El Vicepresidente Alfredo Palacios ocupó la presidencia vacante hasta las siguientes elecciones ganadas por Rafael Correa el 15 de enero de 2007.

Ecuador y el Correísmo

El 30 de septiembre de 2010, una serie de protestas tuvieron lugar en Quito en contra de la nueva ley de servicio público; un evento que fue el resultado de la reacción de un sector de la policía que veía recortados sus anteriores beneficios como parte de un paquete gubernamental de austeridad financiera. Entre los cambios propuestos, que afectaban directamente a la Policía, estaban el poner fin a la práctica de dar medallas y bonos a oficiales con cada promoción; también extendía el número de años necesarios para recibir una promoción de 5 a 7. Durante la revuelta, el Presidente Correa fue ambiguamente secuestrado por oficiales de la policía, un evento que condujo a enfrentamientos entre este cuerpo y el del Ejército, que fue a su rescate, dejando como saldo varios muertos.

Tras el mandato de Rafael Correa, quien gobernó desde 2007 hasta 2017, la llegada de Lenín Moreno en 2017 marcó una transición significativa en la dirección política del país. Moreno, con su enfoque más moderado, buscó implementar reformas significativas que marcaron un punto de inflexión en la política ecuatoriana.

Durante su mandato, Ecuador enfrentó diversos desafíos económicos, como una recesión en 2016 y la disminución de los precios del petróleo, un componente fundamental de su economía. Sin embargo, a pesar de estos obstáculos, el país logró avances considerables. Se implementaron políticas para fomentar la inversión extranjera y diversificar la economía, junto con iniciativas destinadas a mejorar la infraestructura y promover el turismo. Además, se llevaron a cabo importantes reformas sociales, incluida una mayor inversión en educación y salud, que contribuyeron al desarrollo humano y social del país.

El regreso de la derecha y la problemática del crimen organizado

En 2021, Guillermo Lasso asumió la presidencia, trayendo consigo nuevas perspectivas y un enfoque renovado en la recuperación económica y el desarrollo sostenible. Su administración se centró en impulsar la economía, promover la inversión y trabajar en políticas que favorecieran un crecimiento equitativo y sostenible. Durante los años siguientes, Ecuador enfrentó una serie de desafíos, desde la recuperación económica hasta la lucha contra el crimen organizado. A pesar de sus esfuerzos por impulsar reformas y promover el desarrollo, la presidencia de Lasso terminó abruptamente debido a un escándalo de corrupción que sacudió su administración y generó protestas generalizadas en todo el país. Ante esta situación, se convocaron nuevas elecciones, dando paso a la llegada de Daniel Noboa al poder. Con su llegada, se espera que Noboa enfrente el desafío de restablecer la seguridad y la estabilidad en Ecuador mientras navega por un panorama político turbulento y complejo.

A pesar de la atmósfera incierta, a medida que Ecuador avanza hacia el futuro, sigue siendo un país lleno de potencial y oportunidades, con una historia rica y diversa que continúa inspirando a las generaciones venideras.

Related Pages

Provider Spotlight

Galapagos Tours by Adventure Life offer handpicked luxury Galapagos yachts, small groups, and years of experience operating Galapagos cruises and tours.

Voyagers Galapagos Specialists have Galapagos Tours for groups and individuals. Galapagos Islands Travel experts advise on choosing the best Galapagos tour or cruise for you.

VoyagePort is a B2B Booking Engine for travel agencies that connects Galapagos boats & ships directly with agencies and GDS systems around the world with the goal of making the Galapagos cruise sales process much more efficient. Their AI project MyTrip.AI provides AI agents and travel chatbots for travel companies.

Surtrek Galapagos Cruises – have offered exceptional custom-designed trips to the Galapagos for over 20 years. They now bring their brand of off-the-beaten-path trips to other countries in South America such as Peru’s Machu Picchu, Bolivia’s Uyuni Salt Flats, and Chile’s Atacama Desert.

Exclusive Destination’s Galapagos Yacht Charter Service has an extensive list of chartering options for groups and families of all sizes.